ACTUALIDAD

¿Es momento de aumentar la exposición a renta fija?

A lo largo de los últimos meses se ha demostrado que “la renta fija no es fija”. El inversor conservador está pasando por un 2022 complicado, donde la elevada inflación ha obligado a los Bancos Centrales a aplicar políticas monetarias más restrictivas y subidas de tipos de interés.

La teoría nos dice que en entornos de subidas de tipos de interés debemos hacer uso de la estructura temporal de tipos de interés e invertir en duraciones cortas, pero la práctica nos ha demostrado que incluso haciendo eso incurrimos en pérdidas significativas para este tipo de inversor.

Desde Welzia Management hemos tratado de preservar el capital de nuestros clientes más conservadores, diversificando más que nunca nuestras posiciones de renta fija. Durante el año 2021, tanto en las carteras Welzia de gestión discrecional con perfil más defensivo como en nuestro fondo Welzia Ahorro 5, empezamos a tomar posiciones en renta fija de muy corto plazo, en fondos flexibles que pudieran incluso asumir duraciones cortas, en renta fija flotante, y en fondos de bonos vinculados a expectativas de inflación e incluso a inflación realizada.

Pero ¿y ahora? ¿sería momento de aumentar exposición a renta fija? Creemos que sí, aunque los activos de renta fija en su gran mayoría no parecen poder subsanar la erosión en rentabilidad que provoca la inflación, consideramos que podría ser buen momento para empezar a tomar posiciones en este tipo de activo, aunque no sin volatilidad.

A pesar de la incertidumbre del escenario macroeconómico al que nos enfrentamos, por factores como la geopolítica, la política monetaria, las interrupciones de la cadena de suministro y una inflación más persistente de lo inicialmente esperado. ¿Existe riesgo de que los tipos de interés suban mucho más? Los Bancos Centrales llevan meses gestionando su herramienta de “forward guidance” de política monetaria, con la que han conseguido que los mercados descuenten múltiples subidas de tipos antes de llevarlas a cabo. La clave estará en si conseguirán llevarlas a cabo.

En deuda gubernamental, podemos empezar a tomar posiciones en duración, en este momento en el que las curvas de tipos apenas muestran signos de distorsión y los rendimientos de los bonos comienzan a dar rentabilidades superiores al 3% como por ejemplo en el caso de EEUU en plazos superiores a 5 años. En renta fija corporativa somos muy selectivos, tanto en el perfil crediticio del emisor, como tipología de emisión, y en la selección de los distintos vencimientos. Por último, una alternativa interesante para tomar posiciones en renta fija es la deuda tanto subordinada como corporativa de una calidad de momento no reconocida por el mercado, una tipología de inversión en el que desde Welzia tenemos un amplio conocimiento, ya que gestionamos el fondo Welzia Capital Subdebt que actualmente ofrece una yield del 6% con una duración inferior a 3,5.

 

* Artículo completo en RankiaPro.

CONTACTE CON NOSOTROS