ACTUALIDAD

El mercado de renta variable, más grande que nosotros

El mercado de renta variable global es enorme. únicamente en los países que MSCI considera desarrollados hay +20.000 compañías cotizadas. Hay países no considerados como desarrollados que tienen un tamaño muy relevante, como es el caso de Corea, que con más de 2k empresas y $2.2tn de capitalización, tiene un tamaño similar al del mercado alemán.

Una estrategia de inversión óptima debería invertir en las mejores oportunidades disponibles en cada momento, allá donde estén. Para ello, tienen que analizar y comparar todo el universo de inversión.

Dado el tamaño del mercado, analizarlo requiere procesar un gran volumen de información. Por dar una idea, solo en mercados desarrolados hay unas 3.000 compañías que podrían estar en el Ibex35 por tamaño(es decir, 49 por día de mercado). Asumiendo que en cada presentación hay unos 40 datos útiles, son 480.000 datos al año. A estos datos habría que sumar toda la información del entorno macroeconómico y los datos de precios de las compañías.

La realidad es que las personas no somos especialmente buenas procesando información, ni siquiera en pequeños volúmenes. No somos capaces de lidiar con más de 7 puntos de información simultáneamente y olvidamos la mayoría de ellos pasados 30 segundos. Además por características estructurales de nuestro cerebro tendemos a distorsionar el procesamiento, habiendo más de 200 sesgos identificados. Tendemos a inventar relaciones entre sucesos aunque no los haya o extraer conclusiones erróneas basadas en nuestras experiencias previas.

La única forma de abarcar y procesar toda esa información de manera completa es con apoyo de la tecnología.

Este enfoque está muy extendido en algunas áreas del mundo de la inversión, como en operaciones de arbitraje o análisis técnico a corto plazo, donde los high-frequency y traders procesan en tiempo real la información de cotización de las compañías para realizar miles de transacciones en fracciones de segundo, buscando obtener pequeños beneficios con cada operación.

Sin embargo, el uso de la tecnología está mucho menos extendido en la inversión a largo plazo, basada en el análisis fundamental. Dado el gran volumen de información a procesar y las limitaciones humanas, la gestión fundamental, al igual que ha ocurrido en otras muchas áreas, avanzará cada vez más en esta dirección.

 

* Artículo completo en Funds People

CONTACTE CON NOSOTROS