ACTUALIDAD

La retirada de estímulos está cada vez más cercana

“Con el tiempo, todos los viajes terminan en el mismo lugar; en casa.”

Chris Geiger

 

Estemos ya de salida o de regreso de vacaciones, los mercados financieros no se toman un respiro, y el equipo de gestión de Welzia Management, tampoco. Dejamos atrás un mes de Julio positivo para los mercados, en general, con la excepción de las bolsas chinas, en las que la irrupción de la política del partido comunista en las empresas de tecnológicas y de educación, ha llevado a la zozobra a algunas compañías, y sembrado las dudas sobre la invertibilidad en el gigante asiático.

Mientras tanto, el S&P 500, ajeno al efecto chino, ha seguido alcanzando máximos históricos, de la mano de los beneficios empresariales, que han seguido creciendo y sorprendiendo al alza, una vez más, gracias a un fuerte crecimiento económico, que se cifró en un 6,5% para el segundo trimestre, quizá algo por debajo de lo esperado (8,5%) pero suficiente para gestar un fuerte rebote económico y empresarial, que ha permitido que el crecimiento del PIB americano haya superado ya el nivel previo a la pandemia. Las estimaciones de beneficios para el conjunto del año siguen creciendo, y marcan actualmente un ritmo superior al 20% y en este segundo trimestre, prácticamente el 90% de las compañías del S&P 500 mejoraron en cifras de crecimiento de ventas y beneficios, algo que aupó al índice americano por encima de los 4.400 puntos por primera vez en su historia.

Sólo las dudas sobre la variante “delta” del Covid-19 causaron algo de volatilidad a mediados de mes, donde se produjeron caídas, poco pronunciadas en general (más centradas en compañías de turismo) y de duración muy corta, que están siendo la tónica general de los mercados en lo que llevamos de año, dando muestras de su fortaleza; los recortes se producen brusca y brevemente, y no dan apenas oportunidades dignas de ser aprovechadas. Una de las zonas más afectadas ha sido Europa, que ha perdido el liderazgo de rentabilidad en el año, cediendo el testigo a la bolsa americana.

Por otra parte, la inflación sigue siendo un quebradero de cabeza, la cifra de crecimiento anualizado del consumidor del mes de junio fue del 5,4%, la más alta de los últimos 13 años. Una inflación que todavía no ha comenzado a filtrase a los márgenes empresariales, pero que es una de las preocupaciones de las compañías en sus comentarios y guías para los próximos meses. Y que, sin embargo, no pesa en las cotizaciones de los bonos que siguen fuertes, provocando una fuerte contracción de los tipos reales; por poner un ejemplo, el bono a 10 años americano cotiza con una yield del 1,22%, y las expectativas de inflación a 10 años el 2,40%, por tanto, el tipo real es del -1,18%. Ni siquiera los comentarios sobre el tapering están moviendo la yield del 10 años americano, causando algo de estupor entre los analistas, tanto de renta fija como de renta variable: la yield del bono americano pareciera descontar un escenario de menor crecimiento futuro.

A finales del mes de agosto, tiene lugar la reunión de banqueros centrales de Jackson Hole, un momento en el que se suelen preanunciar nuevas medidas o cambios de política monetaria, que, en este caso, será la reducción de los planes de compras de activos (tapering). La mayor o menor rapidez en la retirada de estímulos dependerá de los datos de empleo, que siguen siendo una de las principales variables a seguir. La creación de puestos de trabajo no agrícolas fue cercana al millón de personas en Julio, de nuevo de la mano de los servicios y la hostelería como mayores creadores de empleo, en plena temporada de verano en aquel país. La tasa de desempleo baja al 5,4% y se espera que siga mejorando durante el mes de agosto. La retirada de estímulos está cada vez más cercana.

 

Informe Mensual Agosto 2021    Informe Mensual Mayo 2021

CONTACTE CON NOSOTROS