ACTUALIDAD

Cómo proteger una cartera de la inflación

El último dato de inflación americana subía por séptimo mes consecutivo, alcanzando una tasa superior al 5% respecto al año anterior. A pesar de que en Europa los repuntes de inflación no han sido tan intensos como en EE. UU. y seguimos por debajo del objetivo del 2% recomendado por el BCE, la inflación es uno de los factores a vigilar en este segundo semestre del año.

Los Bancos Centrales siguen lanzando mensajes de tranquilidad respecto a la escalada de la inflación y confían en su carácter puntual, pero como gestores debemos tomar medidas para prevenir la erosión que provoca la inflación en la rentabilidad de las carteras.

Es por ello por lo que en las carteras Welzia de gestión discrecional con perfil más defensivo (Welzia Roble Prudente y Welzia Bambú Crecimiento) contamos con el fondo de inversión AXA World Funds – Global Inflation Bonds Redex ya que creemos que tiene sentido mantener una posición en fondos de bonos vinculados a la inflación.

Además de tener una menor correlación con los bonos nominales, mejorando así la diversificación de la cartera, los bonos ligados a la inflación suelen tener más duración que sus análogos de tipo fijo, aunque tengan un cupón y vencimiento iguales. Estos bonos lo que ven ajustado a la inflación es su principal, no el cupón como podríamos encontrar en los bonos flotantes. A eso le añadimos que muchos son también cupón cero, por lo que la mayor cantidad de capital a devolver se encuentra más hacia el vencimiento (sobre todo si la inflación aumenta considerablemente, ya que aumentaría también el principal), y cualquier variación en los tipos de interés hoy, tendrá un mayor impacto en el descuento de los flujos futuros. Evidentemente eso hace que un inversor conservador tenga que recurrir a bonos con vencimientos más cortos si quiere protegerse de subidas de tipos que no tengan que ver con la inflación, renunciando por tanto al mayor cupón de los bonos con mayor vencimiento.

Otra opción es invertir en un fondo de bonos a largo plazo pero que cubra la duración mediante futuros. El resultado es cercano a la evolución de las expectativas de inflación. Por eso seleccionamos para nuestras carteras la versión “Redex” del fondo de Axa, que incorpora la venta sistemática de futuros de bonos gobierno. Actualmente, la cartera de este fondo está compuesta por bonos gobierno indexados a la inflación mayoritariamente de Estados Unidos y Reino Unido (ambos suman cerca del 60% de la cartera), ya que son los principales emisores de este tipo de papel. Después de la cobertura con futuros, la duración del fondo se queda en torno a los 1,5 años, muy diferente a los 11,40 años de la versión sin coberturas. Este 2021 el fondo de inversión aporta una rentabilidad positiva del 3,94% a cierre de junio en la clase institucional.

En resumen, desde Welzia Management creemos que la principal herramienta de preservación de capital contra la inflación es la gestión activa con productos flexibles.

Carteras de gestión discrecional Welzia

En Welzia Management, Ana González gestiona tres carteras de gestión discrecional globales siguiendo la misma estrategia de control del riesgo que caracteriza a la gestora y  según diferentes niveles de riesgo, la filosofía de cada una de las carteras es la siguiente:

  • La cartera Welzia Roble Prudente se dirige a clientes conservadores con preferencia por la renta fija capaces de asumir un presupuesto de riesgo bajo. El nivel de riesgo de esta estrategia se situará entre 2-5% de volatilidad.
    La cartera ha obtenido en el primer semestre una rentabilidad bruta del 2,55%

 

  • La cartera Welzia Bambú Crecimiento se dirige a inversores cuyo objetivo sea batir a la inflación a largo plazo para conservar el poder adquisitivo y batir a la renta fija a medio plazo, para lo cual deben admitir un nivel más elevado de inversión en renta variable. El nivel de riesgo oscilará entre 5-10% de volatilidad. En el primer semestre de 2021 la cartera ha logrado una rentabilidad del 7,04%

 

  • La cartera con un perfil más arriesgado, Welzia Secuoya Dinámica, diseñada para aquellos inversores más decididos con conocimiento de los mercados y de su volatilidad cuya finalidad es la obtención de rentabilidades superiores a las de los mercados desarrollados. El nivel de riesgo de esta estrategia estará entre 10-25% de volatilidad. La cartera alcanza un 12,48% en los primeros seis meses del año.

 

* Artículo completo publicado en Invertia

CONTACTE CON NOSOTROS