BLOG

ACTUALIDAD

Sell in may and go away

  • 05/05/2021
  • By welzia
  • Blog

Con el comienzo de mayo vuelve a sonar en los mercados la estacional frase “vende en mayo y márchate”; haciendo referencia al patrón estacional más conocido en la renta variable durante el semestre que va de mayo a finales de octubre, donde tradicionalmente se han obtenido rentabilidades peores que en el semestre de noviembre a abril.

Tomando como referencia el índice S&P 500, desde el año 1950 la rentabilidad media de este semestre ha sido del 1,7% en comparación con el 7,1% durante el período de noviembre a abril.

Pero como en todo, las estadísticas están hechas para romperse y así lo vemos en la evolución de este índice en los últimos 10 años donde sólo obtuvo rentabilidades negativas en dos períodos e incluso el pasado 2020 el S&P 500 obtuvo la mayor rentabilidad de los últimos 10 años en este período, superior al 12%:

Rentabilidad del S&P 500 en los últimos 10 años

     Año       Rentabilidad periodo (mayo – octubre)
2020 12,3%
2019 3,1%
2018 2,4
2017 8,0
2016 2,9%
2015 -0,3%
2014 7,1%
2013 10,0%
2012 1,0%
2011 -8,1%
MEDIA 3,8%

 

Analizando mes por mes, en el siguiente gráfico podemos observar como sólo cuatro de los últimos once años, el S&P 500 ha cerrado en negativo durante el mes de mayo:

¿Cómo será el comportamiento durante el mes de mayo y siguiente? 

La evolución que vivirán los mercados en los próximos 6 meses es incierta para cualquier inversor, pero desde Welzia vemos que el optimismo que acompaña a la renta variable viene gracias a la positiva evolución en el ritmo de vacunación así como los estímulos monetarios y fiscales de los bancos centrales. Por lo que creemos que lo adecuado sería tomar en cuenta la frase completa: Sell in may and go away… but do not forget to come back again

Mantenemos nuestro posicionamiento actual en renta variable siempre que los fundamentales y datos macro de crecimiento económico sigan la tendencia positiva; aunque las expectativas de los próximos datos macro son muy elevadas, y quizás, tal como ocurrió con el último dato de PIB, un dato real por debajo del esperado, pueda decepcionar al mercado y hacer que estos pierdan impulso y se tomen un respiro para consolidar niveles. 

CONTACTE CON NOSOTROS