ACTUALIDAD

El desafío de la recuperación económica española

A shot in the arm. (Un chute). Esto ha sido el resultado del anuncio de vacunas del mes de noviembre, que deja atrás las dudas de las elecciones americanas y revive bursátilmente sectores y geografías que habían sufrido fuertemente durante el año.

El mes de noviembre nos deja resultados históricos en la mayoría de índices bursátiles; en muchos casos las subidas de este mes han sido tan fuertes que hay que remontarse a décadas anteriores para ver alzas similares. Hablamos del mejor mes para el índice Dow Jones, desde el año 87, que le ha llevado a superar los 30.000 puntos; el S&P 500 subió un 10,75%, las pequeñas empresas del índice Russell 2000 subieron un 18% en el mejor mes de noviembre desde 1979. Nuestro Ibex 35, tan vapuleado en los últimos tiempos, rebotó un 25% y se pone a la cabeza en las rentabilidades de los principales índices bursátiles mundiales. El MSCI World, subió un 12,65% en el período.

La efectividad de las vacunas y el hecho de que sean varias las que, sobre el papel, muestren un alto porcentaje de éxito en el control de la enfermedad, dan alas a un mercado que ve como se elimina el peor escenario para los próximos años: la pandemia tiene fecha de caducidad, tan pronto como la vacunación sea disponible a nivel mundial. Los mercados son una máquina eficiente de descontar sucesos futuros y por tanto, comienzan a olvidarse del incremento de los casos actuales, y de las distintas cuarentenas previstas para este año y comienzan a poner el foco en el año 2021 y sucesivos, donde la movilidad se recuperará y la economía volverá a recuperarse de la mano de los servicios.

Sin embargo, no solo la renta variable ha tenido un buen mes, la renta fija sigue firme y no acompaña la euforia bursátil con alzas de rentabilidad, sino más bien lo contario. Los bancos centrales siguen dispuestos a cubrir las necesidades de los gobiernos, y se siguen descontando incrementos de los programas de compras, como el anunciado por Christine Lagarde, que tendrá su confirmación en la reunión del próximo 10 de diciembre. Mientras tanto, las categorías de mayor riesgo, el high yield, la deuda emergente, los bonos subordinados, híbridos etc, siguen disfrutando de estrechamientos de spread de la mano del rally bursátil. Tan sólo el dólar y el oro, sufren durante este mes, perdiendo algo de fuerza conforme los activos de riesgo se han ido apreciando.

Lejos quedan ya los ruidos políticos, con un Trump derrotado políticamente, pese a que no quiera dar su brazo a torcer. Sin embargo, hay dos frentes que serán importantes en las próximas semanas, en primer lugar la segunda vuelta al senado por Georgia, donde se pone en juego dos senadores que podrían, en el caso de caer la victoria del lado demócrata, igualar los votos 50-50 en el senado, y daría pie al “blue sweep” con el voto de calidad del presidente demócrata. Esto, en definitiva, podría llevar aparejado mayores subidas de impuestos y ser considerado negativo por parte del mercado. Igualmente, durante el período electoral se subastaron programas fiscales “cares act 2” con tamaños cercanos a los 2-3 Billones (europeos) de dólares, que a día de hoy han desaparecido del mapa, por tanto hay mucho en juego en esa pequeña región.

Por último, el Brexit, sempiterno dilema de las relaciones entre la UE y el Reino Unido. El plazo fijado para la separación de ambas zonas es el 31 de diciembre y las negociaciones parece que durarán hasta el último minuto, de hecho, la Unión Europea, ha fijado calendarios de reuniones el día 27 y 28 de diciembre para tratar de impedir la separación sin acuerdo. El Brexit duro, aunque dañino, después de tanto tiempo de cocción, parece un riesgo menos grave de lo que se intuía tras la infame votación de junio de 2016.

 

Informe Mensual Diciembre 2020    Informe Mensual Diciembre 2020

 

CONTACTE CON NOSOTROS